«

»

Abr 19

Reinventarse o morir: Las actrices de Hollywood a partir de los 40 años

CARLES RULL

  • El anuncio de Cameron Díaz de su retirada ha avivado el debate sobre las actrices de más de 40 años.
  • En contraste, el paso de los años incluso ha mejorado carreras como las de Charlize Theron o Cate Blanchett.

Actrices a partir de los 40

Hace unas semanas numerosos titulares se hacían eco de la noticia, Cameron Diaz se retiraba del cine. Fuera medio en broma o en serio, la misma Cameron Diaz, de 45 años, lo confirmaba: “Hace cuatro años que no me llegan papeles. Estoy semiretirada. De hecho estoy retirada del todo. Literalmente sin hacer nada”.

La actriz deslumbró en su debut a los 21 años, sin experiencia en la actuación, sí como modelo, con la comedia fantástica La máscara (1994) protagonizada por Jim Carrey. Algún crítico incluso llego a decir que ella era el mejor efecto visual que aparecía en la película. Desde entonces ha sido una de las más activas durante las dos últimas décadas.

La desmadrada Algo pasa con Mary (1998) fue otro de sus grandes éxitos. Sin embargo desde 2014, con la nueva versión del musical Annie no ha participado ante las cámaras en ningún otro proyecto, cinematográfico o televisivo. Puede que su decisión sea motivada por la falta de papeles interesantes que le pueden llegar o por querer disfrutar de más tiempo para su matrimonio. Cameron se casó en 2015 con Benji Madden, guitarrista y vocal de la banda de rock Good Charlotte.

Pero la noticia unida al activismo del movimiento #MeToo avivó uno de los debates que afectan a Hollywood y al mundo del cine, el de las actrices que a partir de los 40 cuentan con menos posibilidades para protagonizar interpretaciones tan relevantes como las de sus compañeros masculinos. Puede que las cosas estén cambiando ligeramente, pero en septiembre de 2016 el análisis de dos economistas, Robert Fleck y Andrew Hanssen, a partir de la base de datos del portal IMDb dictaminaba que, a partir de los 40, las tres cuartas partes de los papeles eran para los hombres.

En su detallado estudio llegaban a reflejar que las mujeres de veintitantos años acaparaban el 80 por ciento de los papeles protagonistas, a partir de los 30 años el porcentaje descendía hasta el 40 y, a partir de los 40 hasta el 20 por ciento. “Los papeles que nos ofrecen a las mujeres a partir de esta edad son más propios de ciudadanos de segunda”, llegaba a criticar la actriz Liv Tyler.

Por su parte, ejecutivos, productores o publicistas de Hollywood siempre han esgrimido un mismo argumento para defenderse, no son ellos sino el público el que es sexista. Si se trata de hacer dinero, una mujer a partir de la edad crítica vende menos. Juventud y belleza es el reclamo.

Mejorando con la edad

Otras, en cambio, parecen vivir una nueva época dorada en su carrera. La francesa Juliette Binoche a sus 54 años realiza una de sus mejores interpretaciones en la comedia romántica Un sol interior, estrenada este mes de abril en nuestros cines y dirigida por Claire Denis.

Charlie Theron, a punto de cumplir los 40, fue aclamada y en un personaje de heroína de acción en Mad Max: Furia en la carretera (2015). Su buena estrella y gancho entre los espectadores se mantiene después de estrenos como el thriller Atómica o su participación en la octava entrega de la saga Fast & Furious. Lo próximo que tendremos oportunidad de ver de ella en la gran pantalla será Tully, que aquí tiene previsto estrenarse el 1 de junio, encarnando a una peculiar niñera.

Sandra Bullock, de 53 años y encasillada durante tiempo en comedias románticas, experimentó una importante revalorización con la edad. Con 45 años, la comedia romántica La proposición, de 2009, fue todo un éxito en taquilla, y otra película del mismo año, Un sueño Posible (The Blind Side), le daría el Óscar a la mejor actriz. Repitió nominación gracias a Gravity (2013) y forma parte del estelar de Ocean’s Eight, la versión femenina de Ocean’s Eleven. Hagan juego, que se estrenará en junio.

Cate Blanchett, de 48 años, es una de las actrices que también ha ido mejorando, en cuanto a prestigio y popularidad. Nicole Kidman, a sus 50, solo el pasado año participó en cuatro películas (como La seducción, premiada en Cannes, o El sacrificio de un ciervo sagrado). Julia Roberts, también a los 50, obtuvo un buen éxito de público con Wonder, y ofertas no le faltan. Más actrices de sobras reconocidas y en plena actividad son Rachel Weisz, con 48 años, o Penélope Cruz (que cumplirá 44 este 28 de abril).

Además, está la más grande y premiada, Meryl Streep, de 68 años. Nada menos que trece nominaciones en los Óscar en los últimos 28 años (cuando cumplió los 40) y una estatuilla ganada, por La dama de hierro. Y la más reciente ganadora del Óscar, el segundo en su carrera, es Frances McDormand a los 60 por Tres anuncios en las afueras.

Cuando cumplir los 40 pasa factura

Pero ahí sigue quedando ese dato, de hace año y medio, resaltando que a partir de los 40 las actrices acceden a solo un 25 por ciento de los papeles protagonistas.

Meg Ryan, de 56 años, y una de las reinas de la comedia romántica de los 80 y 90 está prácticamente retirada; en la última década solo ha participado esporádicamente en series de televisión. Andie MacDowell, a punto de llegar a los 60, no cuenta con películas de cierto renombre estrenadas en cines desde Mis dobles, mi mujer y yo (1996) o Cuatro mujeres y un destino (1994).

Renée Zellweger tuvo su punto crítico desde 2010 a 2015, años en los que no llegó a intervenir en ninguna película, aunque lo más mediático y comentado fueron los retoques de cirugía estética que cambiaron drásticamente su rostro. Fue en 2014, cuando tenía 45 años. Dos años después protagonizaría la tercera entrega de Bridget Jones. Su próximo proyecto es protagonizar el biopic de Judy Garland.

Demi Moore estuvo tres años inactiva al llegar a esa barrera critica , desde 2003 a 2006. Su presencia en las pantallas tampoco es especialmente pródiga. Un caso similar, el de  Catherine Zeta-Jones que los 40 coincidieron con un periodo de inactividad, 2010 y 2011. Ahora, su trabajo más reciente es en la serie Cocaine Godmother: The Griselda Blanco Story.

O recordar una Melanie Griffith sin interpretaciones memorables desde Locos en Alabama (1999), dirigida por su ex Antonio Banderas (con 42 años cuando se estrenó), o La brigada del sombrero (1996).

Source: 20′ Cultura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>