«

»

Feb 12

Pecker: "La imagen del perdedor vende muy bien, pero no me interesa"

DIEGO G. MORENO

  • El artista lanza nuevo disco, ‘El incendio perfecto’, financiado por ‘crowdfunding’.
  • “No quiero que el disco esté en las tiendas, pero va a poder llegar a cualquier parte”, defiende.

Pecker

A pesar de vivir en Aragón, Raúl Usieto (Huesca, 1973), la persona detrás del proyecto artístico de Pecker, no puede evitar encogerse ante el frío de la capital mientras posa sonriente para 20minutos.

La mueca de las instantáneas no es fingida: el músico rebosa felicidad después de lanzar El incendio perfecto, un disco cocinado a fuego lento gracias a una campaña de crowdfunding en la que recaudó más de 9.000 euros. Ahora se embarcará en una gira de presentación que pasará por el festival Ebrofest de Miranda de Ebro (2 de marzo), Huesca (3 de marzo), Madrid (8 de marzo) y Zaragoza (9 de marzo). Prepárense para entrar en la experiencia sensorial de su disco El incendio perfecto.

¿Por qué decidió embarcarse en un crowdfunding?
De entrada tenía muchas ganas de cargarme los despachos y acortar las distancias, crear un vínculo entre quien hace la música y quien la quiere escuchar. A una semana de entrar a grabar con Warner necesité hacer las cosas a mi manera y, a pesar de tener mucha libertad con el sello, quería ir por mi cuenta. Me lancé al vacío, tenía un miedo inmenso. El crowdfunding te devuelve una realidad que quizá no sea la que tú crees.

¿Piensa que las discográficas van a acabar escapando de la ecuación de la industria?
Realmente no las veo necesarias, las nuevas tecnologías y las nuevas tendencias de consumo nos han permitido hacer esto, que antes era impensable. No quiero ni siquiera que el disco esté en las tiendas, pero va a llegar a cualquier parte del mundo a través de mi web. Creo que además la gente se siente mucho más a gusto comprando directamente al artista que en una tienda. Sin entrar en números, a través del crowdfunding he vendido más discos que los que vendió Warner de mi anterior álbum.

¿Qué intención tenía cuando creó El incendio perfecto? ¿Ha cumplido las expectativas?
Pues en realidad no tuve ninguna intención, ha sido un disco muy necesitado por mi parte. Ha nacido como un impulso y me he dejado llevar por las ganas de expresarme.

Sí que me he dado cuenta de que, a pesar de pensar que era un disco con mas furia, al ordenarlo de esta manera he visto que es un disco muy luminoso y optimista y que habla mucho del amor. Para mí, El incendio perfecto es el momento en el que se dan a la vez el amor, la pasión y la mirada racional.

Parece que ser tan optimista como lo es en sus discos es una osadía en los tiempos que corren…
[Risas] Sí, es cierto. La imagen del perdedor se vende muy bien, pero a mí no me interesa. Soy optimista, es evidente, y muy positivo, pero por puro realismo y aceptación. En el fondo no quiero que hurguen en mí [risas]. Es una manera de aligerar mis pensamientos más dramáticos.

¿No tener la presión de una discográfica le ha llevado a hacer más locuras y cambios de última hora a nivel creativo?
Me he sentido completamente libre, en este disco he hecho cosas que no había hecho nunca. Uno de los temas, Puñales, es casi punk, por ejemplo, algo con lo que nunca me había atrevido. Y no se si lo habría hecho estando con Warner, pero poder crear sin tener esa sombra detrás es muy liberador.

¿Cómo ha sido en estos años convertir el hobby de hacer canciones en una profesión?
La ilusión que tenía (con el primer disco, sobre todo) era la de alguien que desconocía por completo cómo funciona la industria. No me había interesado nunca, solo quería hacer canciones. Cuando me fichó Dro para ese álbum, hicieron una megaproducción con una gran inversión y yo estaba encantado. Y, de pronto, el primero que se pega el batacazo es la compañía, que no vendió lo que se esperaba. A mí me paso un poco lo mismo cuando se hizo el vacío [risas]. Ahí me di cuenta de cómo funcionaban las cosas y me reinventé.

¿Cómo se va a llevar al directo este disco? Escuchándolo dan muchas ganas de bailar.
Pues va a tener dos versiones de directo que son igual de potentes. Curiosamente, es uno de los discos que más funciona en acústico por los textos, las melodías… pero también tengo muchas ganas de subirme al escenario con la banda. La gente que viene a verme siempre tiene ganas de bailar y pasarlo bien, y lo tengo en cuenta a la hora de hacer discos.

Creo que va a funcionar muy bien, la banda está llena de buenos músicos. Tengo en la memoria un concierto en el Sonorama en el que nos pedían que tocáramos en el escenario principal [risas].

Source: 20′ Cultura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>