«

»

Ene 13

Desnudos y sexo en vivo en una performance teatral de 24 horas

Agencias

  • ‘Monte Olimpo’, de Jan Fabre, ha mezclado 33 tragedias griegas con sexo explícito durante un día completo.
  • Ha terminado el sábado a ritmo de ‘twerking’ ante un público eufórico. 

Escena de 'Monte Olimpo', de Jan Fabre

A ritmo de twerking se ha despedido el elenco de Mount Olympus, el espectáculo de Jan Fabre que, después de 24 horas, ha llegado a su fin en los Teatros del Canal ante un público completamente eufórico que no mostraba signos de agotamiento. Así ha aplaudido hasta la saciedad una propuesta “abrumadora” que, dicen, va “más allá de la catarsis”.

Desde las 19:00 horas del viernes, la compañía dirigida por Jan Fabre llevaba “celebrando” una “bacanal” de 24 horas que ha revisado 33 tragedias griegas para mostrar el lado más oscuro, provocador y sexual del género.

“Es la mejor experiencia teatral de mi vida, una brutalidad”, ha señalado a EFE Camilo Bastos, uno de los muchos espectadores que no han parado de saltar y gritar durante la escena final de la función, en la que todo el elenco -cubierto de polvos de colores- ha bailado twerking mientras que el dios Dioniso lanzaba mensajes hedonistas.

Entre todos los que han presenciado ese final apoteósico de Mount Olympus. To Glorify the Cult of Tragedy se encontraba el cineasta Pedro Almodóvar, que ha comentado al salir de la sala que estaba “abrumado”.

“Es impresionante, no hay palabras. Es una visión del teatro que está por encima de todo“, ha añadido sobre una obra que también para el director y dramaturgo Israel Elejalde es de una “belleza sublime” y que va “más allá de la catarsis” por el propio agotamiento físico y un “viaje lejano” al que conduce la propuesta escénica.

Con él coincide David Navarro, un espectador que, asegura, no ha dormido “casi nada” desde que se inició la representación: “Estoy en shock porque es muy intensa y onírica. Durante la madrugada hay momentos en los que por el cansancio mezclas realidad y ficción pero ahora al final estoy como si hubiera dormido”.

Esto se debe, en parte, a un contraste muy significativo entre los capítulos representados durante las primeras horas de la tarde y ese cierre tan orgiástico y multicolor en el que cuatro actrices desnudas han “puesto varios huevos” simulando ser gallinas.

Con 15 minutos de retraso llegaba la “traca final” con un lema que bien vale para definir el mensaje central de todo el espectáculo: “Disfruta de tu propia tragedia”.

La duración de “Mount Olympus. To Glorify the Cult of Tragedy‘” está basada en la de las “Grandes Dionisias”, el mayor festival dramático de la Grecia del siglo VI antes de Cristo, donde se convocaba a tres poetas trágicos durante una jornada en la que cada uno representaba tres tragedias y un drama satírico.

A día de hoy, este espectáculo ha pasado por 17 ciudades distintas y Fabre ha asegurado que “siempre ha sido una experiencia increíble” en la que todo el público “se queda hasta el final”. Incluso en Berlín el día del estreno, cuando “más dudas había”, la obra concluyó con más de 40 minutos de aplausos.

“La idea es la de lograr una catarsis como con las antiguas tragedias griegas, preguntarse si se podía lograr en el teatro actual”, ha indicado el artista belga, quien reconoce que desde el principio explicó a su compañía que no le “asustaba” la posibilidad de que el público se saliese del espectáculo. “No importa, porque es una necesidad que surge de hacerlo”, ha resaltado.

Obras “políticas”

En este sentido, el autor ha criticado las propuestas teatrales actuales y la predisposición de los productores a invertir su dinero en obras ‘arriesgadas’, algo que no pasaba cuando empezó.

“A finales de los años 70 había una generación que vivió grandes obras. Si ponías en marcha una propuesta con la que el público se levantaba indignado, los productores veían algo interesante, y ahora no: los jóvenes lo tienen más difícil“, ha destacado.

Es por ello que reconoce decidió “cambiar de rumbo” hace unos años para apostar por “un enfoque personal, alejado de lo que impone el sistema, en un viaje espiritual y místico con un planteamiento político claro”. Así, ha afirmado que su compañía es “pobre” debido a estos “esfuerzos inéditos” que le llevan a estar siete años preparando un espectáculo.

‘Medea’ y el DAESH

El montaje se representa en varios idiomas (inglés, francés, alemán, holandés e italiano, con subtítulos en español), pondrá a más de 30 artistas sobre el escenario y el público contará con “mapas conceptuales” sobre cómo se estructuran las distintas tragedias griegas.

Las entradas, que se pusieron a la venta en junio, se agotaron ese mismo mes.

Fabre explica el hilo argumental que une las distintas tragedias posicionando “la familia” como protagonista.

No obstante, también vincula las historias al presente, cuestionando el significado de tragedia. “¿Qué significado tiene esta palabra? Porque Medea se puede ver como un texto sobre la familia, pero también como la tragedia de Siria, en la que una madre cae en manos del Daesh“, ha concluido.

Source: 20′ Cultura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>