«

»

Oct 11

Alfredo González, Premio Nacional de Ilustración 2017

EUROPA PRESS/EFE

  • El dibujante Alfredo arrastra 65 años de trayectoria, 17 de ellos en el ámbito de la publicidad y con trabajos destinados a varias revistas y periódicos.
  • “Me viene muy bien, como me vino muy mal el dolor de espalda por estar dibujando toda mi vida en un palo de gallinero”, declara González.

Ilustración de Alfredo para 'Teoría de Madrid', de Francisco Umbral.

Alfredo González (Alfredo) ha sido galardonado este miércoles 11 de octubre con el Premio Nacional de Ilustración correspondiente a 2017 “por su dilatada trayectoria, que le ha llevado a trabajar en distintos puntos de España y del mundo, por su cultivo de distintos aspectos de la ilustración y por su magisterio e influencia en sucesivas generaciones”.

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte concede este galardón, dotado con 20.000 euros, con el objetivo de reconocer y distinguir el conjunto de la labor realizada por un ilustrador español en el ámbito del libro y de las letras españolas.

Alfredo (1933, Asturias) estudió Filosofía y Teología y en 1958 se trasladó a Madrid con la intención de dedicarse a la ilustración. Trabajó durante 17 años en publicidad y tras recorrer varios países latinomericanos regresó a España donde ha colaborado como ilustrador en revistas y periódicos como La Codorniz, El Jueves, El Papus, Muy Sr. Mío, Summa, Cambio 16, La Calle, El País o El Mundo.

Es ilustrador de gran número de libros, entre los que destacan Teoría de Madrid, con textos de Francisco Umbral, y De Moscú a Nueva York, en colaboración con el escritor Ignacio Carrión.

Ha obtenido diversos premios de cartel para empresas privadas y estatales, entre otros, el Primer Premio de Información y Turismo en 1963, el Premio del Ayuntamiento de Madrid en 1966, el Premio Círculo de Lectores y el Premio Penagos de Dibujo.

El jurado de este premio ha estado presidido por el subdirector general del Libro, la Lectura y las Letras Españolas, Javier Pascual Echalecu y formado por la autora galardonada en la edición 2015, Elena Odriozola; por la Asociación Profesional de Ilustradores de Valencia, Manuel Garrido; por la Asociación Profesional de Ilustradores de Madrid, Teresa Novoa; por la Asociación Gallega de Profesionales de la Ilustración, Patricia Castelao; por la Asociación Profesional de Ilustradores de Euskadi, Mentxu Fernández; por la Federación de Asociaciones de Ilustradores Profesionales (FADIP), Juan Berrio; por la Organización Española para el Libro Infantil y Juvenil (OEPLI), Lluís Farré; por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Manuel Alcorlo; por el Centro de Estudios de Género de la UNED, Victoria Soto y designado por el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Samuel Alonso.

65 años sujetando el lápiz

Después de 65 años dedicados a la ilustración, Alfredo González reconoce a sus 84 años que haber sido galardonado con el Premio Nacional de Ilustración 2017 es una “coronación final” que le viene “muy bien” y que le hace sentirse “lleno de gozo”.

Asimismo, el autor ha expresado que el dinero del premio irá destinado a invitar a su familia y amigos a un “cocido”, así como para llenar la “huchita”: “Ya somos mayores los dos (refiriéndose a su esposa) y tenemos una pensión de autónomos”.

“El premio es una meta, una coronación final después de 65 años de oficio. Me viene muy bien, como me vino muy mal el dolor de espalda por estar dibujando toda mi vida en un palo de gallinero, en una silla giratoria horrible. Pero de momento me muevo bien, me puedo calzar”, ha reconocido entre risas.

Con unas memorias recién publicadas, La ventana de atrás. Desmemorias de un dibujante, y otro a punto de acabar sobre el Alcázar de Sevilla, el dibujante asturiano siente que aún tiene ganas de seguir trabajando, aunque ha confesado que a “estas alturas” le “cuesta mucho más”.

“Yo uso mucho el lápiz de color y hay que presionar mucho. Dibujo tamaños grandes y por las tardes termino como si estuviese acabado“, ha afirmado.

En cuanto a su profesión, Alfredo ha dicho que pese a que publicar libros es “arriesgado”, en la actualidad “afortunadamente” hay editores que les “brindan” posibilidades a todos los ilustradores. “A dibujantes de distintas generaciones, jóvenes y de la mía -ha añadido- cada uno con su instrumental. Yo he empezado con ordenador, pero soy tan torpe que al final vi que tardaba menos haciéndolo a mano”.

“Son muchos años ganándome la vida con esto, y haber colaborado con todos estos periódicos y revistas me hace sentirme orgulloso. Miro para atrás y me cuesta creerlo”, ha matizado.

Aunque el dolor de espalda es su mayor enemigo, Alfredo ha expresado que aún tiene “ganas para rato” y ha deseado que “ojalá” dure “un rato más”.

Source: 20′ Cultura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>